Un lugar para el encuentro

Bendito Hogar Jana

Queridas amigas y amigos, como ya se ha anunciado en la pasada asamblea de soci@s de E. Berakah, después de un largo y discernido proceso en el que nos hemos escuchado y sobre todo, hemos tratado de escuchar lo que la Vida nos quería decir, hemos decidido cerrar el Hogar Jana para abrir un nuevo espacio con menos plazas, más pequeño y que nos permita trabajar desvinculados de Cear y con un perfil más adaptado a la misión de nuestro proyecto de acogida y a sus valores. Desde el día 15 de marzo ya no estamos recibiendo a personas del perfil de primera acogida de Cear. Ahora mismo estamos con 4 chicos de los que llamamos «plazas Berakah» que son personas en situación de vulnerabilidad, fuera de los sistemas de acogida y refugio institucionales, personas que llevan un tiempo con nosotras y que están siguiendo sus propios itinerarios formativos.
El día 31 de marzo dejamos institucionalmente nuestra relación con el hogar Jana como casa situada en la calle Santa Ana de Dos Hermanas, aunque, de momento, estas 4 personas seguirán en la casa hasta encontrar ese espacio nuevo y atendidos por nuestra responsable de acogida Leticia Pérez.
Andamos en búsqueda de ese nuevo espacio que pretendemos que sea en Sevilla, para acercar el proyecto a la comunidad Berakah, y que sea una casa o piso con capacidad de 4-5 personas para adecuar el proyecto a unas energías (materiales y humanas) más en consonancia con lo que somos actualmente.
Hemos tenido una de las constataciones más evidentes de que los pasos que estábamos dando eran los adecuados cuando se nos ha propuesto que el Hogar Jana pudiera ser conducido a partir del 1 de abril por una entidad colaboradora y amiga como es Ergos. Estamos muy content@s con la noticia, al igual que las hermanas dominicas que nos habían cedido la casa y que querían que siguiera teniendo ese fin.
Como comprenderéis, aunque la decisión está traída desde el Fondo que somos, esto nos está trayendo nuestro propio proceso de duelo por todo lo vivido durante estos años en la casa. Pero tratamos que sea un duelo agradecido a todo ello. En primer lugar a tantas personas acogidas en esa casa. Todas han dejado su huella en la casa, pero, sobre todo, en nuestros corazones. Gracias a tod@s.
Gracias a también a todas las personas que a lo largo de estos años han colaborado en el acompañamiento de las personas acogidas y a poder hacer presentes nuestros valores y nuestra manera de entender la hospitalidad;  personas de relevancia en todo este proceso (nombramos especialmente a Rocío Alfaro), voluntari@s de diversa función, personal contratado y amigas y amigos de Berakah, en general, que se han acercado alguna vez interesándose por la vida de los que allí convivían. Gracias a tod@s. De tod@s nos llevamos algo, porque todo esto no deja de ser un motivo para seguir creciendo en nuestra humanidad compartida. Agradecemos a las entidades colaboradoras, Ayuntamiento de Dos Hermanas (sobre todo, a la delegación de Participación ciudadana y a J. A. Vilches por su constante interés por el proyecto), Ergos, Banco de Alimentos, Claver, A. No Borders, Cáritas Diocesana, y por supuesto a las Dominicas del Santísimo Sacramento y a Natalia, la hermana General, por confiar en nosotr@ y a tanta otra gente por contribuir al desarrollo de nuestros proyectos. Gracias, gracias, gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.