Un lugar para el encuentro

Escuela de Consciencia

Palabras desde el fondo. Juanma Palma
Actividades 1 Semana Septiembre

Este proyecto nace de la primera intuición que tuvimos.

La escuela sería un espacio en donde se trabajen tanto el acceso a la dimensión humana profunda (espiritualidad) como el desarrollo o crecimiento personal, sabiendo que ambas dimensiones van entrelazadas si se pretende un salto cualitativo de la persona en cuanto a su nivel de Consciencia.

  • El trabajo psico-emocional es inseparable del desarrollo espiritual. Es por eso que Escuela de Consciencia es un espacio en el que poder cultivar estas dos dimensiones.
  • Es un espacio que permite a las personas acceder a su esencia sagrada, a un mayor estado de consciencia, sin que se salte ninguna de las capas de lo humano, sobre todo, en su concepción más psico-somática.
  • La filosofía de fondo es la de la psicología transpersonal enriquecida por disciplinas como el campo sistémico y las sabidurías ancestrales.
  • Nuestro objetivo mayor es poder acompañar a las personas a vivir la Consciencia, la comprensión de la no-separación con nada ni con nadie (el AMOR, entendido como algo más que un sentimiento).
  • La dirige un grupo de profesionales formados en el acompañamiento personal y grupal, en el mundo de la Consciencia y en el de la Espiritualidad Transcultural.

El proyecto tiene dos áreas fundamentales:

Espiritualidad

En EB la cualidad humana profunda (Ref. Mariá Corbí) es la base o raíz para todo lo demás. Es por eso por lo que potenciamos, ante todo, la búsqueda conjunta del Fondo común a toda la realidad. Reconocemos la sacralidad de cada criatura, de cada acontecimiento y es por eso que tratamos de ofrecernos los cauces para acceder a ella más allá de los engaños de la mente-ego.  Nuestro compromiso con las personas más vulnerables sin raíces en la interioridad, corre el peligro de convertirse en ideología cargada de buenas intenciones.

Creemos en la Berakah, la Baraka: esa manifestación constante y sutil de lo sagrado en lo profano rompiendo la dualidad entre ambos términos y que sólo hay que saber ver.

Algunos rasgos de esta espiritualidad que proponemos serían:

  • La laicidad: Aunque haya maestr@s que señalan en camino, el/la maestro/a interior de cada uno/a es la mejor guía para ese acceso al nuestra Esencia. Una espiritualidad sin dogmas ni caminos preestablecidos, siendo el silencio y la escucha profunda la mejor guía.
  • La dimensión ecológica en cuanto a la sacralidad de la Pachamama. La sabiduría de las espiritualidades de la tierra es un referente para nosotr@s.
  • Una espiritualidad de ojos cerrados y abiertos en un juego continuo. Los cerramos y hacemos silencio para que lo que hacemos, nazca del Fondo que somos y no del ego. Los abrimos para seguir contemplando la realidad, para hacernos compasiv@.
  • Una espiritualidad que apunta a su excelencia: la mística, que sabe ver en las diferentes vías espirituales puertas de entrada al único Ser que nos unifica más allá de nuestras diversas manifestaciones. Creemos en el Inter-Ser.
  • Aunque somos estatutariamente aconfesionales, no desdeñamos la diversidad religiosa o areligiosa de la gente que se acerca a nuestros espacios y momentos o que vive entre nosotr@s. Cuidamos esta dimensión pero nuestro objetivo es ir más allá de ella, en busca de esa fuente originaria que está más allá de credos. Contemplamos lo interreligioso como instrumento para llegar a lo transreligioso.

Psicología

Espacios y momentos para la reconciliación y la sanación de los distintos caminos de la vida (los físicos y los interiores). Es por eso que también cuidamos la dimensión afectiva, emocional y psicológica no sólo de las personas acogidas en nuestros hogares sino de todas aquellas que se acerquen a la Escuela, y por supuesto, de los que formamos parte de Berakah. Ofrecemos para ello talleres que nos ayuden a sanar y a continuar caminando siempre desde esas escuelas que contemplan a la persona de manera integral, en todas sus dimensiones. Mindfulness, biodanza, musicoterapia… y todo aquello que vaya ayudando a hacernos más conscientes, más.

Ofrecemos casa, comida, calor de hogar... pero también fuego interior, silencio, búsqueda conjunta - COMUNIDAD