Un lugar para el encuentro

Palabras desde el fondo

Espacios Berakah, después de varios años de una escucha atenta, tiene una clara raíz comunitaria. También la palabra comunidad está muy cargada, sobre todo para las personas que venimos de tradición católica. La invitación a liberar la palabra comunidad de lo que arrastra y situarla en el contexto de los nuevos signos de los tiempos, está siendo una aventura bonita, importante. También la construcción del mismo grupo humano. La confirmación de que ese grupo humano (que intenta vaciarse de los ruidos del ego en el silencio meditativo), es el fuego que sigue alentando la inspiración, la base sobre la que construir y el lugar del mayor discernimiento, ha sido todo un regalo.

EB, por su amplitud de miras, tendrá que poco a poco ir tendiendo a estructuras profesionalizadas para que los servicios que ofrezcamos al mundo sean dignos del anhelo fundamental de los hombres y mujeres de estos tiempos, pero eso nunca puede hacernos perder esta dimensión comunitaria de personas en búsqueda, en camino, en tránsito hacia un mayor nivel de consciencia, que se encuentra, hace silencio y sigue alentando el resto del proyecto.

En los inicios de EB hubo una palabra profética de alguien al que se le pidió consejo: lo más importante de todo esto será las personas que formen parte del proyecto, debe ser un grupo de personas que conozcan su herida, que estén, al menos con la intención de sanarla y en ese camino se encuentren con otras personas heridas y juntas construyan un espacio sanación para ellas mismas y para otr@s que vayan llegando.

Esa comunidad en búsqueda, herida, pero al mismo tiempo consciente de la luz que se desprende de ella, que celebra la Vida, es el auténtico lugar de la Baraka. Sólo desde ese lugar pueden seguir brotando las acciones que permitan seguir desarrollando el proyecto.

Si alguna vez te sientes llamada/o a este estilo de vida, no dudes en poder comentárnoslo. El grupo comunitario es un grupo abierto, pero cuidado. Nuestra joya preciada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *