Un lugar para el encuentro

Testimonio sobre nuestro evento solidario del pasado sábado, día internacional de las personas migrantes

El sábado, coincidiendo con la Jornada mundial de las personas migrantes y organizado por nuestras amigas Chuni y Claudia de «Destellos del buen vivir», nuestros hermanos Juanma Palma y Armel Nya tuvieron una charla coloquio con el tema» Sabiduría de la intemperie». El acto tenía un matiz solidario pues todo lo recaudado ha sido destinado a los proyectos de acogida de Espacios Berakah. Fue un emotivo encuentro en donde se mezclaron poemas, testimonios y la exposición de la sabiduría sagrada que se revela en la situaciones de drama, en el camino, en el desierto. Más abajo os dejamos alguno de los testimonios que brotaron después del encuentro. Si todavía hay alguien que quiera contribuir y a la vez escuchar el evento, deciros que se grabó y que lo podéis solicitar destellosdelbuenvivir@gmail.com. Os dejamos uno de los testimonios recibidos después del encuentro

Sin hacer nada, me hallo en ese lugar común que es la experiencia de lo sagrado.
Como una ola, me han ido arrastrando hasta esta orilla, las vivencias de Juanma y de Armel. Como una melodía que ha resonado en la noche, sin palabras, sin notas, desnuda, despojada de sí misma.
La mañana me sorprende aquietada, silenciada, inmersa en la Presencia que reconozco como mi Lugar, como el Lugar común que nos convoca y nos une.
La vivencia, revestida de experiencias concretas y multiformes, de una Presencia que desinstala, que desactiva los miedos, lanzándonos a empresas «imposibles» (que se hacen posibles), de la mano de «pequeños milagros» que son grandes señales, de la mano de pequeños gestos, que son guiños divinos, conmueve, serenamente, lo más profundo de mi ser.
Se acerca la Navidad, y este ha sido el regalo anticipado que he recibido…
El encuentro de ayer, con Juanma y Armel, me ha devuelto a Casa. La autenticidad de Armel gritando a Dios, la noche con sus ancestros, la mujer musulmana y el chaleco salvavidas, los niños recién llegados que Juanma acoge en su casa sin saber qué hacer, la sonrisa de Rachid… reconozco el paso de Dios en esas historias, porque lo conozco en la mía. Reconozco la Presencia de Amor y Vida que habita sus almas, porque es la misma que habita la mía. Descubro las  lágrimas que bañan sus ojos, conmovidas por la experiencia divina… y sé que son las mismas que recorren mis pupilas, inmensamente agradecidas, por esa Presencia que habita mi existencia.
Gracias amigos por ser altavoz de la Belleza que abraza el dolor, incluyendo tanto al que lo sufre como al que lo inflige… haciendo posible el milagro del auténtico Amor. 

(Chuni Trenchs)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *